El transporte concesionado colectivo ilegal en la ciudad de México se ha convertido en una moda, pues antes solo había taxis sin concesión, pero ahora, el servicio mutó a microbuses, minivans, y autobuses que se piden a través de aplicaciones, o incluso con supuestos permios utilizan recorridos completos de rutas autorizadas, lo que no está permitid, porque no tienen concesión del Gobierno.

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno, dijo que los permisos que utilizan esos medios de transporte no están en la Ley de Movilidad.
“Entonces se está revisando todo esto y vamos a normalizarlo y con el programa que tenemos de regularización del transporte concesionado”, expuso.

“Hay algunos casos en los que tenían permisos, son de los camiones blancos con morados, que ahora traen aplicaciones telefónicas, por eso digo que son disfrazados”

Las unidades incluso, los autobuses, han sido pintados del mismo color del transporte autorizado por el gobierno, para camuflajearse y no ser detenidas. Como lo hace Jetty, que se apropió de los servicios de SVBUS, que debía operar sobre las Autopistas Urbanas Norte y Sur, la Súper Vía Poniente y el Segundo Piso San Antonio como corredor de transporte, pero opera haciendo paradas establecidas.

En 2018, el entonces Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, dijo que esas unidades se hacen pasar por transporte privado o ejecutivo, sin embargo, no tienen autorización para operar, ni siquiera a través de aplicaciones para teléfonos móviles.

“Que dicen que es de traslado privado para ciertas empresas… No existe ninguna autorización que a través de alguna empresa que tenga alguna aplicación pueda prestar este tipo de transporte, no están autorizados”, añadió en 2018.

Los colectivos piratas operan principalmente en las alcaldías de Cuajimalpa, Coyoacán, Álvaro Obregón y Miguel Hidalgo.
En 2017 y durante el primer semestre de 2018, el gobierno de la ciudad realizó operativos contra unidades ilegales del servicio colectivo, remitiendo 67 unidades al corralón, en apegó a la Ley, pero en la actual administración se dejaron de realizar acciones por parte del Instituto de Verificación Administrativa.

Ley de Movilidad señala en su artículo 258 que comete el delito de transportación ilegal de pasajeros el que sin contar con la concesión preste el servicio público o privado de transporte de pasajeros.

“A quien cometa el delito de transporte ilegal de pasajeros se impondrá de 3 meses a 2 años de pena privativa de libertad y una multa de hasta 42 mil pesos”, se indica.

Las empresas de transporte ilegal se promocionen en redes sociales, incluso ponen fotos del transporte del gobierno como RTP, diciendo que son pésimos. Su tarifa es de 28 a 89 pesos, mientras que el transporte concesionado legal cobra de 5 a 7 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here