Concesionarios del Corredor Vial de Transporte Periférico Oriente pidieon a las autoridades capitalinas establecer condiciones para que puedan ejercer su trabajo de movilidad, ya que SVBus cambió su forma de operación generando una competencia desleal al pasar del servicio expreso al convencional, sin autorización oficial.

Las unidades de SVBus fueron presentadas en septiembre de 2016 como una transporte alternativo para las autopistas urbanas, como un servicio expreso. Se trataba de 25 unidades.

El servicio SVBus fue creado en la administración de Miguel Ángel Ángel Mancera como jefe de gobierno, para que un usuario pudiera llegar del sur oriente de la ciudad al norte o al sur, en un origen destino, directo y sin paradas. Operaría solamente por las autopistas urbanas, pero ahora hace paradas convencionales.

Las unidades que se pusieron en marcha son de tecnología similar a la del Corredor Vial Periférico (Copesa), y al realizar paradas convencionales y salirse del servicio expreso, representa una competencia desleal significativa, pues se genera una merma del 50 por ciento de ingresos de los concesionarios.

«Llegaron para sacarnos. Desde que iniciaron mandamos oficios de como estaba la competencia, de que era un servicio que terminaría quitándonos. Le pedimos a las autoridades que puedan intervenir», señaló Gloria Hernández, concesionaria en Copesa.

“El servicio autorizado para SVBus era por los segundos pisos, pero ahora que la ruta hace paradas fuera de su trayecto y ese servicio no autorizado representa una competencia desleal, ruinosa, de más de 100 mil usuarios por día”.

Guadalupe Morales, concesionaria, dijo que no existió ninguna publicación oficial que informara a la ciudadanía y otros concesionarios sobre el cambio de operación, incluso, al volverse ruta estaría cayendo en transportación ilegal de personas.

“No se hizo un estudio de balance oferta y demanda del corredor, ni tampoco se estableció una declaratoria de necesidad, de manera que su operación es por demás ilegal y ahora las autoridades nos dejan en estado de indefensión en el patrimonio familiar”, señaló.

Copesa inició operaciones en febrero de 2010 como corredor vial, fue presentado por el entonces jefe de gobierno Marcelo Ebrard, antes operaba como ruta de microbuses desde 1975.

“Nunca habíamos tenido una caída de ingresos tan severa, ni siquiera con la construcción de los segundos pisos del Periférico, ahora es superior y si las autoridades no nos ayudan nunca nos vamos a poder recuperar y lo peor, muchos operadores tendrán que ser despedidos y no podremos seguir con la sustitución de unidades”, comentó Antonio Cruz, concesionario.

En diversos recorridos se comprobó que la tarifa en la operación de SVBus va desde 30 pesos, lo cual tampoco está autorizado como parte del Código Fiscal de la Ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here