• Ocho cachorros nacieron en el zoológico ubicado al sur de la ciudad como parte de los esfuerzos para conservar la especie endémica de México.

Ocho cachorros de lobo mexicano nacieron en cautiverio en el zoológico Los Coyotes en abril, como parte de los esfuerzos llevados a cabo para la conservación de la especie.

Durante un recorrido por el zoológico se pudo observar a los ocho cachorros de apenas casi un año, así como a sus padres y siete hermanos.

Los 17 lobos son monitoreados permanentemente por un grupo de veterinarios, quienes los alimentan y cuidan.

Claudia Levy, directora de Zoológicos y Vida Silvestre de la Ciudad de México, destacó que esto es prueba del éxito del programa.

El espacio donde habitan y se desarrollan de forma silvestre, de casi cuatro mil metros cuadrados, asemeja el hábitat natural de esta especie, que se ubica en los estados de Chihuahua y Sonora y donde se aplica el programa de conservación, explicó Levy.

La directora de zoológicos indicó que la conservación del lobo mexicano, que es una especie en peligro de extinción, es un esfuerzo en conjunto con Estados Unidos.

La próxima semana, el grupo de expertos involucrados en el programa se reunirá para intercambiar información sobre el desarrollo de la reproducción de lobos y para determinar si serán liberados.

El proyecto entre ambas naciones involucra en total a 350 lobos en conservación, de los cuales 150 están en México.

En la capital del país, 17 de estos ejemplares están en el zoológico Los Coyotes, cuatro en el de Aragón y uno en Chapultepec.

El padre de la camada es Yoltic, que en náhuatl significa ‘el que vive’, y la madre recibió el nombre de Perla. En abril del 2017 tuvieron siete lobos y en abril de este año ocho más.

Levy subrayó que estos animales silvestres son estigmatizados como agresivos y peligrosos para la gente, porque sus historias se remontan a viejas leyendas. Sin embargo, la mayor amenaza para el lobo mexicano, dijo, es el hombre que encabezó campañas de exterminio ante las quejas de ganaderos de que tenían pérdidas.

La directora explicó que no permiten la reproducción de lobos entre la misma familia por cuestiones de genética y prevé que la camada de Yoltic y Perla sea la última, ya que se buscará algún macho para cualquier de las ocho hembras que están en el zoológico ubicado al sur de la Ciudad de México.

Fuente: El Financiero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here