• El integrante del Centro Internacional para Periodistas habla sobre el espionaje digital descubierto en México

El espionaje tiene que ser duramente perseguido y castigado, señala José Luis Sierra, integrante del Centro Internacional para Periodistas y especialista en temas de espionaje y seguridad digital, quien habla con EL DEBATE sobre lo delicado de este tema y afirma que es una práctica común por parte de las autoridades mexicanas.

El mes pasado, periodistas y activistas levantaron la voz al saber que estaban siendo víctimas de espionaje por parte del gobierno federal, por lo que exigieron explicaciones.

¿Qué opina del supuesto espionaje digital por parte del gobierno federal contra periodistas y activistas sociales?

De corroborarse el espionaje digital contra periodistas y activistas sociales sin una orden judicial, sería una violación a las garantías fundamentales de libre expresión en México y al Código Penal Federal y las leyes federales que regulan las telecomunicaciones y protegen la privacidad de los datos. Debiera investigarse no solo el presunto involucramiento de autoridades federales, también de funcionarios estatales o cualquier otro nivel que pudieron usar indebidamente los programas de vigilancia electrónica.

¿Es común esta práctica por parte de las autoridades?

Lamentablemente sí. Aunque las leyes federales prohíben el uso de tecnología para intervenir las comunicaciones sin orden judicial, no faltan personas en el poder público que abusen de su acceso a esas tecnologías para obtener de manera ilegal información de personas críticas o que denuncian abusos, actos de corrupción o vínculos de políticos con organizaciones criminales.

¿Cree que habrá claridad en la investigación y se consignen culpables?

Eso sería deseable, aunque aún no hay muestras de voluntad para reducir la impunidad en los casos conocidos de espionaje digital.

¿Sabe de otros programas además del Pegasus que se hayan aplicado en México?

Sí. Investigadores de la Universidad de Toronto encontraron evidencias del uso del programa de espionaje FinFisher en México, lo que implica la posibilidad de que haya sido dirigido contra usuarios sin intermediación de una orden judicial. Aparte de FinFisher, es también conocido que varios gobiernos estatales y dependencias federales compraron programas de espionaje digital a la empresa italiana Hacking Team.

¿Cómo funcionan estos programas para indagar en las cuentas particulares de los ciudadanos?

En la mayor parte de los casos, los programas maliciosos llegan a las cuentas particulares a través de mensajes de engaño, invitando a los usuarios a darle clic a vínculos de internet o a abrir archivos anexos a los mensajes. Una vez que el usuario cae en el engaño y le da clic o abre el archivo, el programa se instala automáticamente y opera de manera silenciosa, permitiendo que el espía pueda controlar el dispositivo de manera remota, extraer archivos, datos, metadatos, instalar programas adicionales, encender la cámara, el micrófono, etcétera.

¿Cómo podemos evitar estas situaciones?

Hay que adoptar una cultura de seguridad digital, de tal manera que todas las personas, sean o no periodistas o activistas, protejan sus equipos con programas antivirus robustos, mantengan actualizados programas y aplicaciones, usen contraseñas fuertes, encripten sus dispositivos y se mantengan alertas de mensajes inesperados que inviten a dar clic a vínculos de internet o abrir archivos, aunque provengan de personas conocidas. Tendrían ventajas adicionales si navegan en internet de manera anónima con programas como TOR, hacen búsquedas anónimas y encriptadas con aplicaciones como Duck Duck Go y solo visitan sitios de internet que tengan el prefijo https.

Fuente: El Debate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here