Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco, dijo que Andrés Manuel López Obrador atenta contra los intereses de Jalisco, además de buscar violar la soberanía del estado y el pacto federal.

En un mensaje a medios, Alfaro criticó la designación de superdelegados en los estados como un enlace con el gobierno federal, con lo que rompe el pacto que hizo con los gobernadores en la Conago, pues había prometido que esta nueva figura no intervendría en temas de seguridad, pero sí lo harán.

Mencionó que las autoridades estatales y municipales electas no deben ser sólo ”invitados” a la mesa de seguridad, pues son los responsables de la seguridad de su estado por mandato constitucional.

“Le expresamos nuestra profunda preocupación por disposiciones legales que lastiman los principios básicos del Pacto Federal. No podemos permitir que en el nuevo modelo de organización del gobierno federal se planteen figuras paralelas a las autoridades constitucionales y electas”, aseguró.

Además, señaló que la próxima administración federal ignoró al gobierno de Jalisco en la discusión del presupuesto y, aprovechando la mayoría legislativa que tiene Morena en el Congreso, buscan modificar las reglas para centralizar aún más la operación de Ramo 23, sin incluir hasta ahora ninguna de las propuestas que los municipios han hecho para atender las necesidades de su gente.

Dijo que la Federación debe asumir la responsabilidad en la solución de problemas como el abasto de agua, la movilidad, acceso a la salud, a la educación de calidad, sustentabilidad e infraestructura.

“Nuestra petición no es para reclamar apoyo para obras de lucimiento personal; tampoco estamos solicitando que se nos dé lo que por ley nos corresponde en términos de aportaciones y participaciones federales”, dijo Alfaro.

El político de Movimiento Ciudadano reprobó que López Obrador asegurara que tendrá una política de “perdón y olvido” a los corruptos, pues dijo la impunidad tiene un alto costo.

“En Jalisco vamos a castigar a los corruptos con o sin el aval del gobierno federal. En Jalisco los corruptos irán a la cárcel no de vacaciones”, añadió que en el estado se sentarán las bases de un Sistema Estatal Anticorrupción.

Este mensaje “no es rebeldía o insurrección, es un acto de congruencia y responsabilidad al que esperamos se sumen muchos más estados. Si no somos capaces de alzar hoy la voz, el riesgo de que las voces regionales de este país sean borradas para siempre, es enorme”, resaltó.

Expuso que hacer una crítica al próximo gobierno puede resultar en un castigo presupuestal al estado pero aseguró “no hay peor riesgo que guardar silencio ante el intento de borrar por decreto las reglas básicas que sustentan la cohesión nacional”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here