Hoy se llevan a cabo las votaciones en Estados Unidos para renovar el Congreso, gubernaturas y legislaturas estatales; percibiendo el proceso como un referéndum sobre la presidencia de Donald Trump.

El ambiente es volátil y está polarizado por la decisión presidencial de convertir la Caravana Migrante en el tema central de la campaña. Dichas elecciones ponen en juego 435 escaños de la Cámara de Representantes, 35 del Senado y 36 gubernaturas.

De las 435 bancas de la Cámara de Representantes, actualmente 236 son republicanas, 193 demócratas y 6 vacantes. Para que los demócratas recuperen el control, deben ganar 23 bancas más. Los nuevos representantes iniciarán su mandato en enero de 2019 con una duración de dos años.

Mientras que en el Senado, los demócratas la tienen más difícil, pues tienen en juego 26 bancas contra 9 de los republicanos. Los senadores estarán durante seis años e iniciarán labores en enero próximo.

Se renovarán todos los parlamentos locales, los gobernadores de 36 estados, así como alcaldes, jueces, sherifs, etc. Estas elecciones podrían tener repercusión para el partido republicano al tener mayores posibilidades de perder la mayoría de la Cámara de Representantes.

En caso que los demócratas tengan el control de la Cámara baja, la posibilidad de iniciar un impeachment (acusación) contra Trump, aumenta. Además, podrían ahondar en las investigaciones de la relación Trump-Rusia, si logran encabezar las comisiones parlamentarias.

Si el Senado es controlado por los demócratas, podrán bloquear nombramientos de Donald Trump a la Suprema Corte, el Sistema Judicial Federal o cargos ejecutivos, pues la Cámara es quien confirma las designaciones.

De acuerdo con la oficina de censos, sólo el 41,9% de los electores acudieron a las urnas en 2014, contra 61,4% en los comicios nacionales (presidenciales y legislativas) de 2016. Sin embargo, en esta ocasión la participación podría batir récords debido a la fuerte movilización de los opositores de Trump.

Los principales temas que serán decididos son:

  • Legalización de la marihuana en Michigan, Oklahoma, Dajkota del Norte y Missouri.
  • Apertura de casinos de juego en Michigan, Oklahoma, North Dakota y Utah.
  • Aumentos a los salarios mínimos en la capital estadunidense, Arkansas y Missouri
  • Financiamiento escolar en Arizona, California, Colorado, Georgia, Maryland, Maryland, New Jersey, New México, Oklahoma y Rhode Island.
  • Ley de derechos de las víctimas en Georgia, Kentucky, Nevada, Carolina del Norte, Oklahoma y Dakota del Sur.
  • Expansión del seguro de salud en Nebraska, Ohio, Idaho y Utah
  • Emisión de bonos para infraestructura en Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Maryland y Nuevo México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here