El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que su gobierno no podrá financiar la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

El próximo mandatario reveló en un video compartido en sus redes sociales, que hace unos días hubo una reunión del Fideicomiso de Construcción del NAIM, donde plantearon la petición para el Presupuesto de Egresos de la Federación del 2019, que ascendería a 88 mil millones de pesos.

Insistió en que se puede concesionar y no comprometer recursos públicos en su construcción.

“Tengo informacion qué hay empresarios, como Carlos Slim y otros, que tienen obras en el aeropuerto de Texcoco, el que se está construyendo, inversiones, y que están planteando que se puede terminar el aeropuerto de Texcoco con un costo menor si se abaratan materiales, si se compran materiales en México, si se fortalece el mercado interno (…).

“Lo que plantea Slim y un grupo, es que se pueden reducir los costos y, lo que más importa, que podrían hacerse cargo de la inversión sin que se utilicen recursos del presupuesto. En ese caso, sí podríamos considerar la posibilidad de continuar con la construcción del aeropuerto en Texcoco y no cancelar la obra”, expuso López Obrador.

El mandatario electo habló sobre la campaña que inició el Gobierno federal para difundir los beneficios del NAIM en Texcoco, y dijo que el secretario de Comunicaciones y Transportes del actual gobierno, Gerardo Ruiz Esparza, envió un correo a su próximo sucesor, Javier Jiménez Espriú, informándole que esa campaña será cancelada.

López Obrador comentó que este jueves se darán más detalles sobre cómo se realizará la consulta ciudadana que se realizará a finales de mes para definir el futuro del aeropuerto.

Anunció también que el lunes próximo se dará a conocer un estudio de especialistas franceses que dirá si es posible operar los dos aeropuertos al mismo tiempo.

Reconoció que es necesario buscar una solución al problema de la saturación aérea en México, por lo que no se puede dejar desatendido el asunto y debe tomarse una solución.

“Pase lo que pase, aunque se resuelva en un sentido o en otro, tenemos que atender el problema de la saturación del actual aeropuerto, porque si es una solución o la otra, nos lleva a 3, 4, 6 años, imagínense, va a ir creciendo el tráfico aéreo en el actual aeropuerto y ya no podríamos atender la demanda en esta terminal, en el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Vamos a tener necesariamente que habilitar el aeropuerto de Toluca y otros aeropuertos, posiblemente el de Puebla, el de Morelos. Y si se opta por Santa Lucía, manos a la obra

Fuente: Reporte Índigo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here