• Reconoció que no fue “suficientemente asertivo” pese a que durante su gestión se tomó al toro por los cuernos en varios desafíos

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reconoció que le deja al nuevo gobierno retos en el campo de la pobreza y la inseguridad, pues no fue lo “suficientemente asertivo”.

Dijo que su administración se ha distinguido por establecer nuevos pilares y cimientos que le permiten al país crecimiento y prosperidad, no sólo en el presente, sino también en el futuro.

“Eso le pasa a cada gobierno, hay que decirlo, encuentra logros, alcanza metas, pero también reconociendo lo que aún nos falta por hacer, dónde no hemos sido suficientemente asertivos, dónde todavía tenemos un gran reto en revertir condiciones de pobreza, ser mucho más certeros y eficaces en el combate a la inseguridad. Tema y reto que está todavía pendiente”, apuntó.

Confirmó su confianza en la Policía Militar para frenar la delincuencia al establecerse en Guanajuato, con sede en Irapuato; pues sabe que una policía adiestrada y capacitada para tener mayor contacto con la sociedad civil, así como que tengan la capacidad para apoyar en las labores de seguridad pública, ofrece mayor seguridad.

Insistió que durante su gobierno, se tomó al toro por cuernos en varios desafíos y sin dejar de lado sus equivocaciones, dice que ha “resolvido” problemas importantes.

Con información de: El Debate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here