• Se dijo sorprendida por la propuesta de convertirse en secretaria de Gobernación 

Olga Sánchez Cordero, de 71 años de edad, fue ministra de la Suprema Corte de 1995 a 2015 y, posiblemente, será la nueva Secretaría de Gobernación si se confirma la victoria de Andrés Manuel López Obrador.

No vamos a combatir la violencia con más  violencia. Las fuerzas armadas se mantendrán en ciertos lugares específicos”, ha mencionado como crítica al operativo militar que llevó a cabo Felipe Calderón y continuado por Enrique Peña Nieto.

Sánchez Cordero buscarán despenalizar la marihuana para uso lúdico, así como trabajar mediante la justicia transicional, que son una serie de mecanismos jurídicos especiales que pueden activarse tras violaciones sistemáticas a los derechos humanos del país.

Ante el panorama que carga el país, Olga Sánchez propone una ley de reducción de penas para informantes, lo que permitirá tener información veraz y así poder llegar a algunos desaparecidos. Considera que no van a haber recursos materiales, humanos y económicos que se puedan destinar a la localización de desaparecidos, pues en cifras negras podrían ser muchísimos.

Una de las propuestas que más polémica levanto en la campaña electoral de Andrés Manuel López obrador fue la amnistía. Cordero explica que esta será dirigida a quienes son reclutados forzosamente, pues si no aceptan son asesinados. En particular hay muchos jóvenes que han sido reclutados de esta manera, aunque también habló de los que se reclutan por la posibilidad de obtener dinero inmediato. Para estos jóvenes se ofrecerán escuelas y una educación de paz, haciendo énfasis en lo que puede ser su futuro si continúan por ese camino, ofreciéndoles otras alternativas.

Olga Sánchez Cordero comenta que le propondrá, en su momento, a López Obrador la legalización de la marihuana para uso lúdico, así como su siembra, cosecha y trasiego.

En el caso de la amapola, comenta que sería conveniente su despenalización como en Afganistán.

Para el combate de actividades criminales tienen la convicción de que los delitos de ‘derecho de piso’ y secuestros, tienen que empezar a castigarse, pues la inseguridad provoca, entre otras cosas, que la inversión extranjera se vea detenida.

Enfatizó que, así como López Obrador, todos queremos salarios dignos.

Con información de: El Economista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here