Alfonso Navarrete Prida, secretario de Gobernación, confirmó la captura de un posible implicado en el homicidio de tres estudiantes de cine en Jalisco, quienes estuvieron desaparecidos desde el 19 de marzo.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario reconoció el trabajo de la Policía Federal, de la Fiscalía de Jalisco y de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, gracias a su intervención se pudo ubicar y detener al sospechoso.

El 23 de abril, la Fiscalía local informó que en la finca “La Cabaña”, en Tonalá, Jalisco, se hallaron los cuerpos disueltos en ácido de Javier Salomón Aceves Gastelúm, Daniel Díaz y Marco Ávalos.

El mismo 23 de abril, las autoridades anunciaron la detención de Gerardo “N” y Omar “N”, por probable participación en el asesinato.

“Las investigaciones nos han llevado a la detención de dos personas: Gerardo “N” y Omar “N” por su probable participación en los hechos quienes ya fueron vinculados a proceso“, comentó Raúl Sánchez, fiscal general de Jalisco”, indicaron.

Días antes, Enedina “N”, tía de Salomón y propietaria de la finca, fue vinculada a proceso por vínculo con un líder criminal.

Los estudiantes habían acudido a la finca porque la tía de Salomón se las consiguió, quedando en medio de una pugna entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel  Nueva Plaza.

Como medida cautelar, los sujetos vinculados a proceso, recibieron dos años de prisión mientras sigue abierto el juicio. Omar  “N”, alias QBA, confesó pertenecer al Cártel Jalisco Nueva Generación, en el que se dedicaba a desintegrar cadáveres, por lo que fue el encargado de colocar los cuerpos de los estudiantes en bidones con ácido.

En conferencia de prensa, Alfonso Navarrete confirmó la detención de Jonathan “N” por delito de secuestro, probable responsable de la desaparición de los estudiantes de cine, acontecido en Tonalá, Jalisco.

Navarrete dio a conocer quién la detención del presunto responsable, fue gracias a la investigación que sigue llevándose a cabo. Jonathan “N” para evitar su localización y detención, cambió su nombre a César Arnoldo.

La investigación sigue en pie y las autoridades estrechan su apoyo a familiares y amigos de los estudiantes jaliscienses.

Con información de: Excélsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here