• En una entrega exclusiva para El Financiero, Andrés Manuel López Obrador hace una síntesis de sus propuestas 

El candidato a la presidencia por la coalición Juntos haremos historia, Andrés Manuel López Obrador, expresa en una carta su deseo de que los inversionistas mexicanos confíen en él, pues garantiza un cambio ordenado, promete eliminar la corrupción y renegociar el TLCAN, además de un modelo económico como el del ‘desarrollo estabilizador’.

AMLO recalca que debido a su ventaja en las encuestas, el gobierno ha lanzado una campaña de desprestigio para atemorizar a los votantes: “No somos rebeldes sin causa y tenemos palabra. Sabemos cumplir compromisos. No se dejen asustar”, afirmó.

Esta campaña consta en el lucro del amparo del poder público, con la finalidad de asustar a empresarios e inversionistas del país y del extranjero.

López Obrador sostiene que el principal problema de México es la corrupción, la cual busca erradicar por completo.

El texto consta de diez puntos, en los que busca sintetizar su diagnóstico del país, las propuestas que impulsa y sus intenciones de gobierno; para que tengan la información de ‘en forma puntual y de primera mano’.

En el primer punto, sostiene que el principal problema de nuestro país es la corrupción y para erradicarla busca moralizar la vida pública, pues esto permitirá liberar recursos para el desarrollo y el bienestar de la población. Además, cita al Banco Mundial, donde se calcula que al menos el 20 por ciento del presupuesto público es robado en nuestro país por los traficantes de influencias y, por supuesto, los políticos corruptos.

Por otro lado, Andrés Manuel busca disminuir el sueldo de funcionarios y exfuncionarios públicos, pues actualmente reciben salarios elevadísimos y prebendas desmesuradas, que no tiene cabida en otros países.

En su tercer punto promete no aumentar impuestos ni incrementar la deuda del estado, pues confía en que bastará con la honestidad en el Gobierno y una reducción del costo de la administración para aumentar la inversión pública y utilizarla como ‘capital semilla’ para financiar proyectos con la participación de la inversión privada.

En el siguiente punto menciona el modelo económico que propone, el cual es semejante al aplicado en el país en el periodo denominado “desarrollo estabilizador”. Con este modelo, pretende retomar las lógicas que funcionaron y ajustarlas a las condiciones actuales, aplicadas desde su visión política.

Por otro lado, asegura que será respetuoso con la autonomía del Banco de México, ademas de operar la administración pública sin déficit.

Habrá un auténtico Estado de derecho, bajo el criterio de que al margen de la ley nada y por encima de la ley, nadie”, aseveró.

En su séptimo punto, aseguró que el Gobierno enfrentará y solucionará el problema de la inseguridad y la violencia, todos los días encabezará el gabinete de Seguridad para recibir personalmente el parte de las corporaciones policíacas y militares, para así tomar las decisiones correspondientes. Además dice que conformará una guardia nacional, en la que habrá coordinación entre todas las fuerzas del orden de las regiones, estados y municipios.

No podía faltar su promesa de acabar con los fraudes electorales y la aplicación de una democracia incuestionable.

Promete que su gobierno respetará las libertades y no tomará medidas autoritarias, además de que no habrá confiscación de bienes. Aseguró que se revisarán los contratos otorgados por el actual gobierno, para evitar casos de corrupción y asevera que actuará con apego a los procedimientos legales.

Para finalizar, reitera su disposición a la renegociación del Tratado de Libre Comercio, considerando conveniente que la firma de los nuevos acuerdos se realice después de las elecciones, con la finalidad de hacerlo en condiciones de equidad, dar margen a la constitución de consensos necesarios nuestro país y proteger a los sectores productivos de México; asimismo, cree que en el nuevo acuerdo deben estar incluidos la fijación de salarios justos y las reglas migratorias.

No descarta la posibilidad de cambiar  la despectiva actitud para con los mexicanos al presidente Donald Trump, con la disposición de mantener una relación de amistad y respeto mutuo.

Andrés Manuel López Obrador asegura que su propuesta va encaminanda a lograr un cambio ordenado y pacífico, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los mexicanos y que haga posible el renacimiento de México.

“Recuerden que ya gobernamos la capital de la República y que establecimos allí una buena relación con el sector privado, nacional y extranjero. En aquellos tiempos el manejo financiero de nuestra administración fue reconocido en México y en el extranjero y mereció una calificación Triple A por Standard & Poor’s. Exhortamos a todos a actuar de manera informada, a no dejarse manipular por las campañas de odio y a abstenerse de promover enconos, polarizaciones y estados de pánico que ponen en riesgo la armonía social, lastiman las libertades, contravienen la honestidad y socavan la democracia”, finalizó.

Con información de: El Financiero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here