• Gracias a la participación de los asistentes se emitirá el Manifiesto del Turismo Sustentable y Social

Ante la capacidad que tiene el turismo para ser un agente de cambio, lo que respalda el reciente crecimiento del sector que alcanzó el 6.5% contra el año anterior (el doble que el de la economía y el más alto registrado en los últimos 25 años), la atención al tema de la sustentabilidad en el sector es fundamental para pensar en un futuro viable para el turismo.

Es la razón por la que entre el 14 y el 17 de marzo, más de 300 participantes de 14 países y de varios estados de la República Mexicana, se dieron cita en Cancún, Quintana Roo, México, para celebrar la segunda Edición del Sustainable and Social Tourism Summit, evento que se ha consolidado como el más importante del turismo sustentable en México.

Este tema del turismo sustentable es importante de manera particular para Quintana Roo, una entidad en la que el turismo es pieza clave por la dinámica y crecimiento que reporta, y que suma ya más de 100 mil habitaciones hoteleras y el arribo de casi 17 millones de visitantes al año, y que, por otro lado, lleva a cabo programas y proyectos importantes para buscar la sustentabilidad en la actividad.

En el evento, un total de 35 panelistas hablaron de los temas más relevantes para el turismo en el mundo, divididos en cuatro grandes temas: sobredensificación turística, cadenas de valor, inclusión en el turismo y empleo digno.

En el primero de los temas, la discusión se centró en que, en turismo, no necesariamente más es mejor, y se mencionaron algunos ejemplos de destinos que han sufrido problemas por el exceso de turistas, y la poca capacidad local para atenderlos. Las soluciones (comentaron los panelistas) deben centrarse en la planificación local, y en migrar de estrategias de promoción de destinos a estrategias de gestión de éstos, que permitan desarrollar capacidades de carga en sitios clave, educar a los turistas e imponer controles más estrictos para nuevos sitios en desarrollo.

María Teresa Solís, subsecretaria de Planeación y Política Turística de la Secretaría de Turismo (Sectur), destacó, que el turismo tiene la capacidad de ser agente de cambio y no sólo tiene que ver con movernos hacia las energías limpias, pensar como disponemos del agua, la basura, sino también tenemos que pensar en que “a través del turismo podemos contribuir a resolver algunos de los grandes problemas de México y otros países, como el de la pobreza alimentaria”.

La experta, además de mencionar los avances que tiene el país en la materia, llamó a “dejar de pensar solo en aspectos financieros y dirigir la atención a resolver la problemática para una mejor calidad de vida de las ciudades y la comunidad, así como la relación con los turistas”.

Quintana Roo, el gran reto 

Sólo un 3% de lo que se consume el sector turístico en Quintana Roo se produce en el estado, destacó Marisol Vanegas Pérez, Secretaria de Turismo de Quintana Roo, lo que abre una serie de posibilidades para identificar productos locales e integrarlos al sector turístico, como lo están ya haciendo otros estados; para lograrlo, es necesario trabajar tanto en una política pública innovadora, como en el desarrollo de empresas sociales, con un componente ambiental y social en su ADN, y que respeten los valores y el patrimonio local.

Aseguró que el turismo tiene que servir para el desarrollo, el bienestar, para generar mejores cadenas productivas, para la conservación del ambiente, para que las ciudades sean más humanas y las personas piensen más en el futuro colectivo y en la vida en común.

Durante las conferencias Jonathan B. Tourtellot, CEO de Destination Stewardship Center, llamó a los sitios de interés turístico a manejarse desde un punto de vista holístico, para no centrarse solo en esta actividad, sino en la posibilidad de establecer la interacción del destino con el turismo.  Refirió que para el 2050 se estima habrá tres mil millones de viajes internacionales, sin contar los domésticos, que son cuatro veces más que los internacionales, “¿y a donde irá ese turismo?” dependerá del turista, de lo que busca en un destino, del sitio y lo que ofrece”.

El incremento de la movilidad ha generado la construcción de barcos y hoteles enormes con mucha gente y todo esto contribuye a la sobredensificación, que no va a mejorar sino a empeorar. “Todo esto me lleva un poco a la mentalidad que tengo en relación con el destino Cancún”, destacó.

Inclusión, clave en el turismo 

El tema relacionado con la inclusión, es importante en tres sentidos; el primero, para lograr que más personas se vean beneficiadas directamente con la actividad de turismo, y se genere una derrama económica mejor distribuida; el segundo, para lograr tener un turismo accesible, donde todos los grupos vulnerables (personas con discapacidad, adultos mayores, jóvenes de escasos recursos) puedan tener el derecho a hacer turismo y disfrutar de los atractivos locales; y tercero, por la importancia de integrar a las comunidades rurales e indígenas como proveedoras de servicios de turismo, generando no sólo beneficios económicos importantes sino contribuyendo a la preservación del patrimonio natural y cultural de las mismas.

Por último, y considerando que el turismo es uno de los sectores económicos que más empleo genera, hay que revisar si este empleo es realmente digno, y si las condiciones laborales de las y los trabajadores del sector cumplen con las pautas de trabajo decente y el turismo socialmente responsable de la Organización Internacional del Trabajo, y asegurar que aquellas personas más vulnerables encuentren protección a sus derechos como trabajadores del sector.

En el marco del Summit, los participantes tuvieron la oportunidad de expresar sus opiniones y sus propuestas de mejora en cada uno de los cuatro temas entes expuestos, mismas que serán convertidas en un Manifiesto del Turismo Sustentable y Social, basado en lo que los especialistas consideran que debe ser el turismo presente y futuro, y que será llevado a distintos foros para que dichas propuestas sean aplicadas en gobiernos, empresas, organizaciones de la sociedad civil, comunidades rurales y destinos en general.

También, el Sustainable and Social Tourism Summit ha sido sede de la Expo Turismo Sustentable, el único evento especializado de proveeduría sustentable para el sector turismo, que logró convocar a más de 35 empresas especializadas que tuvieron sus productos en exposición durante dos días, y que lograron enlaces comerciales con las empresas turísticas de la región.

Finalmente, cabe resaltar que fiel a su propósito y temática, el Sustainable and Social Tourism Summit es un evento que busca minimizar sus impactos ambientales y maximizar el beneficio social, por lo que ha implementado prácticas responsables, entre las que destacan: que los regalos a asistentes y conferencistas han sido realizados por comunidades locales de México y Quintana Roo, se ha minimizado el uso de papel en el evento, y se ha medido la huella de carbono y se ha logrado ser un evento carbono neutral, a partir de la compensación de 130 toneladas de dióxido de carbono con la compra de bonos al proyecto Scolel’te, en el estado de Chiapas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here