El Colegio Dolores Olmedo Patiño, ubicado en la colonia La Nopalera, en Tláhuac, CDMX; está bajo el escrutinio de los padres de familia y algunos otros padres de ex alumnos.

El día miércoles 6 de diciembre, padres de familia y alumnos llegaron a la institución para iniciar labores, pero fueron sorprendidos con los sellos que estaban colocados en todas las puertas con la leyenda: Clausurado.

Para tranquilizar a padres de familia, les comentaron que fue causa de una falta administrativa, pero pronto se solucionaría y reanudarían actividades. Posteriormente, fueron informados de la causa real del cierre del colegio: Un padre de familia, con ayuda de influencias, logró que se colocaran los sellos, a raíz de un altercado que tuvo meses antes con el director de la institución.

El DOLPA, convencido de sus acciones responsables, ha acudido a las dependencias correspondientes para solucionar dicho problema lo antes posible, haciéndose difícil por “las vacaciones decembrinas” que se acercan. Acordaron realizar el pago de una multa que ayudaría a abrir el Colegio, al menos para los últimos días y el festival de los pequeños que se llevaría a cabo este miércoles 13 de diciembre; a pesar de cumplir con las especificaciones, los sellos no fueron retirados y la escuela sigue cerrada.

Padres de familia han reiterado su apoyo a la institución con diversas acciones que ayuden a esclarecer el hecho, como llamar a Protección Civil, quienes supuestamente llevaron a cabo la clausura. Para sorpresa de todos, Protección Civil les comunicó que ellos no estaban autorizados para realizar esta acción, y mucho menos de la manera en la que se hizo.

Aunado a esta problemática, DOLPA se encuentra bajo la campaña de desprestigio, liderada por el padre de familia inconforme con las especificaciones de seguridad para accesar al plantel para recoger a los pequeños. Esta campaña consiste, además de la clausura, mensajes en redes sociales, burlas hacia directivos y el convencimiento a otros padres de familia para que cambien de escuela a sus pequeños.

Padres, alumnos, profesores y directivos, exigen se aclare el hecho y puedan reanudar labores.

Hasta el momento, sigue la incertidumbre, pues aún no existe fecha tentativa de la apertura del plantel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here