• Cuenta con una trotapista de 1.6 kilómetros y cuatro estaciones de ejercitadores.

Como parte del mejoramiento urbano, el Gobierno de la Ciudad de México transformó un lugar árido y baldío en el Corredor Deportivo Churubusco, ubicado sobre el camellón que divide los sentidos de la avenida Canal de Churubusco, entre Viaducto Río de la Piedad y Eje 3 Sur Añil, en la delegación Iztacalco.

En un recorrido por la zona, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, explicó que el lugar ya era utilizado por los vecinos para realizar actividades físicas y se intervinieron 81 mil 600 metros cuadrados, que fueron acondicionados con los elementos necesarios para un mejor entrenamiento.

“Este lugar estaba con todas las varillas hacia afuera, olía feo, estaba sin iluminación, no venían los niños como ahora. Ya tienen una pista para correr de 1.6 kilómetros y nos estamos comprometiendo para hacerlo más largo, hasta el Eje 6, pero lo que necesitamos es que los vecinos ayuden a cuidarlo, que la gente se apropie del espacio público. Es un espacio recuperado dentro de lo que es parte de la infraestructura de la Ciudad de México”, dijo.

El Titular de la Agencia de Gestión Urbana de la Ciudad de México, Jaime Slomianski Aguilar, especificó que la pista para correr o trotapista es de dos carriles, con una superficie de caucho, elaborada con el reciclaje de 15 mil llantas de vehículos, lo que amortigua el paso de los deportistas y evita lesiones.

Para que el entrenamiento sea completo, dijo, fueron colocados, en cuatro módulos, 27 ejercitadores diseñados para fortalecer los músculos del cuerpo y las capacidades cardio-respiratorias.

Agregó que habitantes de las colonias Agrícola Oriental, El Rodeo y Ex Ejido de la Magdalena Mixhuca, aledañas al espacio que complementa la vocación de Ciudad Deportiva, ya aprovechan el corredor para realizar diversas rutinas de ejercicio, correr, trotar, caminar o para su esparcimiento.

Como medida de protección para los usuarios, detalló, fueron colocados 6 mil 400 metros cuadrados de reja, que rodean el Corredor Deportivo Churubusco, dejando 12 entradas, 100 por ciento accesibles, en: Viaducto Río Piedad, Eje 3 Sur Añil, y una de cada lado a la altura de las calles Sur 4, Sur 6, Sur 8, Sur 12 y Sur 16.

Asimismo, mencionó que 100 luminarias alumbran el camino de los deportistas para que también puedan ejercitarse aun cuando el sol se haya ocultado. El entorno lo adornan 100 macetas con plantas y para el descanso de los usuarios fueron instaladas 28 bancas.

En el Deportivo Corredor Churubusco también fueron colocadas letras volumétricas en colores negro y magenta que conforman la palabra “CDMX”, de 1.20 metros de alto y un metro de ancho, cada una, que ya se convirtieron en un sello distintivo e identidad de la Ciudad de México.

El City Manager aclaró que en el lugar hay 17 respiradores, los cuales fueron modificados en su altura para que alcanzaran los cuatro metros, lo que garantiza la liberación de gases y favorece a que no se perciba ningún olor.

Como en todos los proyectos del Gobierno de la Ciudad de México, la recuperación fue integral y se hizo una rehabilitación del entorno vial, por lo que 3 mil 500 metros cuadrados de banquetas fueron sustituidos y se delimitaron cruces seguros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here