• Un logro en un país que estuvo dominado 16 años por los talibanes

Ver a una mujer en la televisión afgana se convirtió en algo posible en 2001, cuando se derrocó al grupo Talibán que desde 1996 gobernaba el país. Con la caída del régimen fundamentalista islámico se derogaron algunas leyes extremistas, entre ellas la que prohibía a las mujeres acceder al sector de la comunicación o a la educación en general. No obstante, que sea legal no implica que sea normal. Y es que a pesar de que por ley las mujeres tienen derecho a participar en los medios, pocos han sido los rostros femeninos representantes del periodismo afgano. Al menos hasta ahora.

Zan TV- literalmente “la televisión de las mujeres”- irrumpió hace tres meses, y con un muy bajo presupuesto, en el panorama mediático de la ciudad de Kabul. Y así, con un nombre que habla por sí solo, se empezó a emitir el primer canal de televisión fundado y dirigido exclusivamente por mujeres donde se tratan temas hasta ahora prohibidos.

Queremos ayudar a que las mujeres tengan un rol activo en la política y en la sociedad, a que tengan una vida fuera de casa”, afirmaba la directora del programa de noticias de Zan TV, Nasrien Nawa, en una entrevista de Reuters. De momento ya son cincuenta periodistas- de entre 17 y 28 años- las que se han hecho un hueco en este canal. Pero devolverle la voz una comunidad que quedó silenciada durante tanto tiempo por la presencia gubernamental de los talibanes, en una sociedad todavía muy marcada por el machismo, no está siendo fácil.

El éxito de esta iniciativa es innegable. Pero aunque el fundador de Zan, Hamid Samar afirma que una media de 90.000 personas ven el programa matutino de las noticias, las periodistas han explicado al periódico The Guardian, que diariamente reciben amenazas y reproches incluso de sus familiares.

Nawa y el resto de reporteras dijeron hacer oídos sordos a esos comentarios. Porque aunque respetan la ley islámica y aparecen con hiyab en la televisión, han explicado que su misión principal es denunciar los abusos que están teniendo lugar. Como por ejemplo, “que hay mujeres que son cambiadas por animales en algunas aldeas”, o muchas otras han sido víctimas de violencia de género.

Un estudio de la ONG Global Rights mostró que 9 de cada 10 mujeres de Afganistán sufrieron abusos físicos, sexuales o psicológicos en 2015. Según Nawa, estos datos no se publican en los medios del país porque tienen miedo de ser acusados de “feministas”. Sin embargo, las periodistas de Zan Tv han prometido hablar de todo lo que tenga que ver con las mujeres afganas y convertirse así, “en un reflejo real de la sociedad”.

Fuente: La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here