• El PRI pedirá que las indagatorias contra el funcionario contribuyan al esclarecimiento de los hechos de violencia

Las bancadas del PRI y PAN en el Senado solicitarán a la Procuraduría General de la República (PGR) investigar los presuntos vínculos entre el Jefe Delegacional en Tláhuac, Rigoberto Salgado, y la organización delictiva denominada Cartel de Tláhuac.

A través de un punto de acuerdo, el PRI pedirá que las indagatorias contra el funcionario emanado de las filas Morena contribuyan al esclarecimiento de los hechos de violencia registrados en días pasados, para el deslinde de responsabilidades.

Según los priistas, existen indicios y denuncias de que la campaña del Jefe Delegacional estuvo financiada con recursos de procedencia ilícita provenientes de la banda delincuencial que era comandada por Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”, abatido el pasado 20 de julio en un operativo de la Secretaría de Marina y la Policía Federal.

Los senadores del PRI refirieron que, durante 2016, el funcionario otorgó contratos por un monto de alrededor de 33 millones de pesos a Patricia Lizeth Vázquez Sánchez y sus familiares, sin licitación de por medio, como agradecimiento del apoyo que le fue brindado en su campaña electoral.

“Queda de manifiesto la pertinencia de que los presuntos vínculos entre el Jefe Delegacional de Tláhuac e integrantes del autodenominado Cartel de Tláhuac sean esclarecidos sin mayor dilación, para que en su caso, se deslinden las responsabilidades conducentes”, demandaron.

En tanto, los panistas demandaron a la PGR coordinarse con la Procuraduría capitalina para no pasar por alto la presunta complicidad entre autoridades delegacionales y las bandas criminales.

“Salgado tiene que explicar a las autoridades y a la opinión pública la razón de porque se le han señalado probables vínculos, así como el origen de los recursos para hacer tantas obras privadas, así como aclarar su señalada participación en el restaurante donde trabaja su sobrino”, afirmaron.

“Hay información que apunta a las autoridades en Tláhuac brindaban protección a Pérez Luna, quien a su vez inyectaba recursos al Gobierno delegacional a cambio de impunidad”.

En un punto de acuerdo, firmado por los senadores Mariana Gómez del Campo y Daniel Ávila se advierte que la línea de investigación sobre recursos financieros de origen dudoso que presuntamente llegaron a la campaña de Salgado, provienen de una empresa que también registra movimientos irregulares en otras delegaciones actualmente gobernadas por Morena.

Fuente: Zócalo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here