Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos han matado esta semana al jefe en Afganistán del grupo terrorista Estado Islámico, Abu Sayed, según ha informado el Departamento de Defensa norteamericano este viernes.

El ataque tuvo lugar el martes, 11 de julio, en la provincia afgana de Kunar. Entre los terroristas fallecidos en esta operación figura Sayed, considerado el “emir” de Estado Islámico-Provincia de Jorasán, la filial de la organización terrorista en este país asiático.

Abu Sayed fue elegido como líder de la filial afgana después de que las fuerzas norteamericanas matasen a sus dos predecesores: Abdul Hasid, a finales del mes de abril, y Hafiz Sayed, en julio de 2016.

La portavoz del Pentágono, Dana White, ha destacado que el último ataque “reducirá significativamente los planes del grupo terrorista de expandir su presencia en Afganistán”. Estado Islámico fue precisamente el objetivo de la conocida como ‘madre de todas las bombas’, la GBU-43, que Estados Unidos lanzó en Afganistán a mediados de abril.

Fuente: Europa Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here