• Nuevo aeropuerto va por viajeros con alto poder de compra: Fernando Olivera; terminal seguirá posicionando a la localidad como un destino de lujo y de bodas

El aeropuerto que se planea construir en San Miguel de Allende este año busca sacar más jugo al turismo Premium y de bodas en la localidad, dice Fernando Olivera Rocha, titular de la Secretaría de Turismo de Guanajuato.

El proyecto busca convertir el aeródromo actual en un aeropuerto, ampliando la pista a 2 mil metros de longitud con concreto hidráulico, y podrá recibir aviones con capacidad de hasta 48 pasajeros, los cuales tienen un rango de vuelo de hasta cuatro horas.

“San Miguel de Allende se ha logrado posicionar como un destino de alto gasto. Nosotros reconocemos la oportunidad en la aviación privada, tanto a escala nacional como en el sur de Estados Unidos, para potenciar el crecimiento del turismo no masivo, sino selectivo, el cual va a pagar buenas tarifas en la entidad, como [lo hace] actualmente”, opina el funcionario en entrevista con EL UNIVERSAL.

El aeropuerto va a requerir una inversión de 300 millones de pesos y se espera que inicie operaciones en diciembre de este año.

Olivera Rocha dice que el proyecto de la terminal aérea busca seguir posicionando a San Miguel de Allende como un destino de lujo y de bodas.

El año pasado se registraron 720 bodas en San Miguel de Allende, de las cuales 30% fueron internacionales.

El funcionario explica que el aeropuerto permitirá a los turistas llegar directamente al destino, sea mediante taxis aéreos o sus propios aviones, desde distintas ciudades del país y del sur de Estados Unidos.

“Con el nuevo aeropuerto no estamos pensando en masificar el turismo, pues la longitud de la pista limita el tamaño de las aeronaves, sino más bien es un servicio de calidad y aproximación para el turismo actual de San Miguel”, dice.

“San Miguel de Allende es hoy un destino turístico Premium que se atreve a cobrar hasta mil dólares la noche, porque los visitantes así perciben su calidad y valor”, agrega.

De acuerdo con información de la Secretaría de Turismo de Guanajuato, 50 de 134 establecimientos de hospedaje que ofrece San Miguel de Allende tienen categoría de cinco estrellas.

Según cifras de la Secretaría de Turismo federal (Sectur), el número de cuartos ocupados promedio en San Miguel de Allende ascendió a 889 en el primer trimestre de este año.

Se trata de la mayor cantidad desde que hay registro para un periodo similar, a partir de 1992.

10mayo2017-turismo.gif

El indicador de número de cuartos ocupados promedio resulta más preciso que el porcentaje de ocupación para dar seguimiento al comportamiento de la actividad hotelera en un destino, de acuerdo con la Sectur.

Así, San Miguel de Allende registró una ocupación hotelera de 45% en el primer trimestre, un leve descenso con relación al mismo lapso de 2016, cuando fue de 46.7% y significó el mejor registro en la historia para un periodo igual.

San Miguel de Allende y la capital de Guanajuato son consideradas ciudades patrimonio de la humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Por otro lado, San Miguel de Allende dispone de un parque tecnológico y se está construyendo un segundo centro para que lleguen más compañías.

Olivera Rocha opina que el turismo de negocios también será impulsado por la nueva terminal aérea.

Guanajuato es la segunda entidad con más centros de convenciones, con un total de 185, sólo por debajo de los 220 que ofrece Sinaloa.

El estado es el sexto más visitado del país, pues recibe más de 4 millones de turistas al año, mientras el top cinco está conformado por Quintana Roo, Ciudad de México, Jalisco, Veracruz y Guerrero, en ese orden.

Olivera Rocha comenta que la infraestructura actual de cuartos disponibles impide que Guanajuato aspire al quinto puesto.

“No nos da la capacidad instalada [de habitaciones de hotel] para pelear el quinto lugar, pues los primeros cinco estados disponen de más de 40 mil cuartos. Incluso, hay casos como Quintana Roo que ofrecen hasta 100 mil, mientras Guanajuato aspira a 30 mil habitaciones para el cierre del gobierno de Miguel Márquez [en 2018]”, reconoce el funcionario.

El estado cuenta con cinco localidades incorporadas al programa Pueblos Mágicos. Se trata de Jalpa de Cánovas, Mineral de Pozos, Dolores Hidalgo, Yuriria y Salvatierra; así como mil 400 inmuebles catalogados por su relevancia histórica.

La entidad ofrece una gastronomía con más de 400 años de tradición, además de rutas y circuitos como el del vino, el tequila y la fresa.

El turismo es el segundo sector con mayor peso económico en Guanajuato, con una participación de 9.4% en el PIB de la entidad, sólo por debajo de la industria automotriz. La semana pasada, Olivera Rocha recibió el Premio Internacional Tourism Star Award 2017 por parte de la Organización Mundial de Turismo.

Se trata del mayor reconocimiento que un funcionario puede aspirar por su trabajo en la industria de viajes, turismo y hostelería.

Fuente: El Universal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here